Retinopatía Diabética: ¿Cuidas tus ojos?

La retinopatía diabética es uno de los efectos secundarios menos deseados y más comunes en aquellos que no hemos logrado controlar del todo a la diabetes mellitus.

Tú, ¿Cuidas tus ojos? (si, ese ojo que ves en la imagen es mío, y recibió muchos maltratos)

Esta enfermedad afecta la retina, y más allá de la terminología médica, lo que uno como paciente siente es:

  • Comienzas viendo puntitos negros que no sabes qué es.
  • Esos puntitos aislados se convierten en manchas o lágrimas negras, dentro del (los) ojo(s).
  • Puede comenzar en alguno de los dos ojos (como fue mi caso) o en los dos al mismo tiempo.
  • El tratamiento, no los voy a engañar, una vez con el problema, es doloroso y molesto: cicatrizaciones con láser en las zonas afectadas de la retina, y pinchazos de Avastin directo en la retina, en una cirugía local y rápida, pero… a la que hay que tenerle respeto.

No es mi intención polemizar con nadie, sólo contar una de las partes no deseadas (y que me tocó y toca vivir, aún) de esta enfermedad (si chicos, la diabetes es una enfermedad, que no los engañen pero que tampoco eso los atemorice) que deja secuelas, si no te cuidas.

CUIDA TUS OJOS.
CUIDATE A TÍ.

¿Por qué la diabetes se llama diabetes?

origen-diabetes-mellitus

La primer referencia histórica existente se encuentra en un papíro del año 1553 AC, encontrado en 1830 cerca de Lúxor, Egipto, y que aconsejaba al enfermo un tratamiento a base de grasa de ternera, cerveza, hojas de menta y sangre de hipopótamo; como sacerdote, ofrendas y sacrificios a los dioses. Ingresa a la nota y enterate de más.

En aquello años, ya se intentaba aplicar tratamiento para su principal síntoma: la poliuria.

Por parte de la medicina hindú se describe una orina pegajosa, con olor dulce, por lo que la llamaron «madhumeha» (orina de miel). Explica también que esta enfermedad habitualmente afectaba a varios miembros dentro de una misma familia. Posiblemente ésta sea la primera descripción de otra de las formas de presentación de la diabetes tipo 2, asociada en gran medida a la obesidad. Incluso se llegan a diferenciar dos formas distintas, una que se ve en niños y adolescentes y que conduce a la muerte y otra en personas de más edad.

Ya en el siglo II d.C., Areteo de Capadocia, describe la diabetes a través de síntomas urinarios «los enfermos no dejan nunca de orinar». En griego la palagra diabetes significa sifón; llama a esta enfermedad «diabetes», del griego «discurrir a través de», suponiendo que «la carne del cuerpo se eliminaba por la orina», e identifica tres síntomas más constantes:

  • polidipsia
  • poliuria
  • y el adelgazamiento
  • pasándole sólo relativamente inadvertido el incremento de apetito y de la ingestión de alimentos (polifagia).

Se discute si fue Areteo de Capadocia o Apolonio de Memfis quien crea el término diabetes.

Galeno interpretó que la enfermedad era consecuencia del fallo del riñón y Celso en el Imperio Romano hizo una detallada descripción de la enfermedad y fue el primero en aconsejar ejericio físico y dieta.

En la Edad Media hay pocas aportaciones aunque Avicena evaporó la orina de un diabético y vio que dejaba residuos con sabor a miel, éste hizo una descripción de las complicaciones de la diabetes.

Willis a finales del siglo XVII diferenció dos tipos de diabetes, en unas personas la orina tenia sabor dulce como la miel (mellitus) y la denominó diabetes mellitus y en otras la orina no tenía sabor y la denominó diabetes insípida.

En el siglo XIX, Palul Langerhans descubrió en el páncreas, acumulaciones de células en formaciones de islotes, que se distinguían de las células de las glándulas excretoras. Se les denominaron islotes porque bajo el microscopio de baja resolución parecen ser pequeñas islas dentro del páncreas.

En 1889 Joseph Von Mering y Oscar Minkowsky extirpan el páncreas a animales para observar que ocurre en ausencia de los jugos pancreáticos y observan cómo los animales tienen mucha sed y orinan mucho.

Es a partir de aquí cuando la insvestigación se dirige a la sustancia que producen los islotes, es decir, se estudia la «Isletina o Insulina».

Es en 1921 cuando Frederick G. Bantin y su ayudante Charles H. Best tuvieron la idea de ligar el conducto excretor pancreático de un mono, provocando la autodigestión de la glándula. Después, exprimiendo lo que quedaba de este páncreas obtuvieron un líquido que, inyectado en una cachorra diabética, conseguía reducir en dos horas una glucemia: habian descubierto la insulina.

Manneken Pis | supporting Diabetes today just as famous, if … | Flickr
¿Y que tiene que ver con todo esto el manneken pis de Bruselas? Pues la relación no viene únicamente al hecho de que está orinando constantemente, sino también a que en cada celebración del World Diabetes Day, nuestro amigo se viste en honor a la lucha contra esta enfermedad. ¡Chapeau!

Efemérides: a 99 años del descubrimiento de la insulina

insulina diabete

Gracias a Dios hoy no dependo de eso para vivir, pero durante 36 años fue lo que me mantuvo con vida, a pesar de que putee muchas veces (sobre todo adolescente) por tener que usarla. A golpes se aprende, y al final de mi enfermedad aprendí a quererla, respetarla y agradecer el haber nacido en esta época, y no 110 años atrás. Te invito a conocer su historia.

Antes de este hallazgo científico que salvaría millones de vidas, no se sabía exactamente la causa de la diabetes y los que la padecían eran considerados enfermos terminales.

Es tan antigua como el hombre. Descrita en el siglo II D.C por Areteo de Capadocia como un proceso en el que los enfermos vertían su cuerpo a través de la orina. Consumidos. Vacíos. Diabetes fue el nombre que aplicaron.

En 1889, el físico alemán Oskar Minkowski ya había descubierto algunas pistas en torno a las causas de la diabetes al remover páncreas de perros.

Años después, Frederick Banting, mientras preparaba una clase en la Universidad de Toronto, Canadá, se topó con las investigaciones de Minkowski en donde vinculaba el mal funcionamiento del páncreas con la aparición de la diabetes.

La idea estuvo dando vueltas todo el día en su cabeza hasta que, en plena madrugada y sin haber podido dormir, se levantó y, en una especie de epifanía, anotó en un cuaderno sus primeras ideas en torno al tema.

El 14 de mayo de 1921 se puso a trabajar con Charles Best bajo la tutela del médico John Macleod, uno de los expertos sobre diabetes más importantes del mundo. Tras varios ensayos clínicos con perros, los científicos observaron avances en la salud de los animales enfermos y una reducción en los efectos de la diabetes.

«… consistió en extraer el páncreas de perros y esperar a que desarrollaran diabetes. Tras esto administraban “isletina”. Y observaron que la clínica mejoraba. Los animales veían descender la glucosa en sangre… «

Banting y Best habían confirmado su hipótesis.

Frederick Banting y Charles Best tuvieron la oportunidad de experimentar en humanos. El primer paciente fue un niño de 14 años, Leonard Thompson, que estaba a punto de morir por la diabetes. Tras recibir las inyecciones de insulina, el menor recuperó rápidamente las fuerzas y el apetito.

Luego del éxito obtenido, Banting comenzó a recibir solicitudes de decenas de diabéticos que querían participar como voluntarios. Todos reaccionaron positivamente a la insulina. El 27 de julio de 1921 dieron por exitoso el experimento y pocos días después escribieron las conclusiones finales. Por este descubrimiento Frederick Grant Banting recibió, en 1923, el Premio Nobel de Fisiología y Medicina, con apenas 32 años, siendo el científico más joven en haber recibido el premio en esa categoría.

Posteriormente, la Organización Mundial de la Salud escogió el día del nacimiento de Banting, el 14 de noviembre, para conmemorar el día Mundial de lucha contra la Diabetes.

Mitos sobre la diabetes

mitos sobre diabetes

He escuchado -y hasta me han ilusionado- muchas mentiras en 36 años de diabético. Que no es una enfermedad grave; Que sin medirme glucemia, se cuanto tengo. En esta nota recopilamos y desmitificamos algunas de ellas.

Que no necesito dieta si tengo insulina para ponerme.

Y la más peligrosa y cruel de todas, que existen “curas mágicas”. A través de este post intento desmitificar varios de ellos e incentivar el cuidado, que siempre es lo mejor que podemos hacer por nosotros.

Mirá la galería de fotos, aquí están los mitos más graves: